¿Es obligatorio contratar el seguro para tu moto si no vas a circular con ella?

Cuando compras un vehículo a motor, no sólo debes observar las características técnicas del propio vehículo (motor, cilindradas, etc.); sino también considerar otras circunstancias: seguros que son obligatorios, impuesto de circulación, etc.  En este artículo vamos desarrollar los elementos que debes tener en cuenta a la hora de contratar un seguro para tu moto.

En primer lugar, debemos saber que el Real Decreto Legislativo 8/2004 es el que regula en España la “Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor”; que obliga a asegurar nuestra moto o scooter, pese a que no vayas a circular con ella.

Para evitar ser sancionados, la ley nos obliga a contratar, como mínimo, un seguro de moto a terceros. Dependiendo de nuestro presupuesto e inquietudes, podemos ampliar esta cobertura a robos e incendios o; incluso, contratar seguros a todo riesgo.

Existen comparadores de seguros de moto, donde podrás observar las distintas coberturas que ofrece cada compañía en cada uno de las pólizas que puedes contratar. Es por ese motivo por lo que este tipo de plataforma es vital para conseguir un buen seguro.

1) ¿Qué debes saber antes de contratar un seguro para tu moto?

Antes de desarrollar esta problemática, debemos definir dos conceptos que hacemos alusión a lo largo de este artículo.

En primer lugar, debes saber que el término de póliza alude al contrato que vamos a firmar con la compañía de seguros. En todo contrato, existen obligaciones y derechos para ambas partes. Estudia, lee y analiza todos estos contenidos; porque aquello que suscribas o firmes estás dando el consentimiento de que aceptas ese tipo de cláusulas.  

Por su parte, el término garantía podemos definirlo como un conjunto de coberturas que contrata el tomador del seguro con indicación en las condiciones que tiene la póliza en particular. Por tanto, las garantías constituyen derechos para el asegurado.

2) Responsabilidad civil del propietario del vehículo

En los artículos 1 y 2 de la “Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor” deja claro que el conductor de vehículos a motor es responsable del riesgo creado por la conducción de estos, de los daños causados a las personas o los bienes con motivo de la circulación; y además, todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir y mantener en vigor un contrato de seguro, por cada vehículo del que sea titular; es decir, no podrás disfrutar de tu moto sin haber suscrito antes una póliza de seguro.

3) Cobertura básica: seguro de moto a terceros

Existen distintos tipos de seguros de motos como ya hemos comentado anteriormente. El más económico de ellos es el denominado seguro de moto a terceros. Se trata de una opción interesante para aquellos propietarios de motocicletas y scooters con un presupuesto muy limitado. También puede ser muy interesante para aquellas personas que no utilizan demasiado su vehículo.

En cualquier caso, con este tipo de seguro, cumplirás la normativa española que exige que todo propietario de un vehículo suscriba y mantenga en vigor un contrato de seguro por cada vehículo del que sea titular.

No obstante, has de tener claro que; al tratarse de la opción más económica, su cobertura es en ocasiones deficitaria y tan sólo cubre los mínimos que establece la Ley.

Por ejemplo, esta cobertura en tu póliza no cubre robo, incendio o daños propios; teniendo que contratar un plus si quieres que te cubra estos riesgos tu póliza de seguros y; así ampliar las garantías.

4) ¿Qué coberturas cubre el seguro a terceros?

El seguro de motos a terceros, normalmente, cubre los siguientes elementos:

  • A) Responsabilidad Civil Obligatoria y Voluntaria: A través del seguro de moto a terceros, se cubre la responsabilidad civil derivada de los daños materiales y corporales causados a terceros por el vehículo asegurado, con los límites fijados en las condiciones particulares de la póliza.
  • B) Protección Jurídica. Normalmente, el seguro a terceros también suele ofrecer como garantía la protección jurídica, por cual la compañía se hace cargo de la defensa del asegurado cuando sea responsable de un accidente de circulación ocurrido con el vehículo asegurado.
  • C) Reclamación de daños. Toda compañía de seguros debe ofrecerte esta garantía, haciéndose cargo de las reclamaciones a terceros cuando el asegurado no sea responsable de un accidente de circulación ocurrido con el vehículo asegurado.
  • D) Casco y chaleco airbag: Exenta de cualquier tipo de franquicia, con ella se garantiza el pago de la indemnización hasta la suma asegurada y contratada dentro de las Condiciones Particulares como consecuencia de un siniestro cubierto bajo las modalidades de Responsabilidad Civil o Daños Propios.
  • E) Seguro de Protección de Pagos: Mediante la presente cobertura la Aseguradora garantiza el pago de la siguiente anualidad de seguro en caso de desempleo, incapacidad u hospitalización.
  • F) Asistencia de repostaje incorrecto: Reparación en el acto o remolque en el caso de no ser posible. Además también se incluye servicio de duplicado de llave en caso de extravío o sustracción.

5) Complementos imprescindibles para el seguro para tu moto (seguro a terceros)

Como te comentábamos anteriormente, con las coberturas básicas del seguro a terceros podrás circular legalmente y evitar así posibles sanciones. Al cumplir con la normativa no podrán imponerte una multa o sanción (de 601 a 3.005 €) por carecer de seguro. Ahora bien, si el seguro a terceros se te queda corto, siempre puedes negociar con la compañía de seguros para que amplíen las coberturas de este seguro.

Por ejemplo, puedes contratar cláusulas contractuales de Asistencia de Viaje, que te permiten solicitar una grúa en caso de quedar averiado tu vehículo en un viaje.

Otra cláusula interesante es la de Accidentes del conductor o la de Gastos Médicos; fundamentales para aquellas personas que quieran estar cubierto en caso de accidente de tráfico.

6) ¿Estoy cubierto contra robo e incendio en un seguro de moto a terceros?

Para estar cubiertos contra robo e incendios, debes ampliar la cobertura de tu póliza. Recomendamos que así se haga si se disponen de los medios económicos suficientes para costearlo y; sobre todo si se trata de una motocicleta costosa.

¿Por qué motivo? Las motos y scooter son muy sencillas de transportar a otro sitio para apropiarse de estos vehículos. Por ello, es muy recomendable ir un paso más allá en el seguro a terceros y contratar un seguro que incluya la garantía de robo.

En cuanto a la cobertura de incendio, no sólo cubre problemas de incendio en tu propio garaje o en el lugar donde estacione su vehículo; sino también cubre los daños de explosiones e incendios que pueda ocasionar la batería interna de su vehículo. Como se suele decir, más vale prevenir que curar, y; en este sentido, con una cobertura de incendio podrás dormir más tranquilo.

7) ¿Y están cubiertos los daños propios en un terceros?

Los daños propios que puedas ocasionar en tu motocicleta no están cubiertos en los seguros a daños a terceros. Por ese motivo, lo más recomendable sería acudir a un seguro a todo riesgo si quieres que te cubran este tipo de desperfectos.

Si acabas de comprar una moto nueva o si tiene mucho valor, lo más recomendable es que te plantees buscar una póliza a todo riesgo, para tener cubiertos los daños propios que sufra la moto tanto los ocasionados por el tomador del seguro como por un tercero. Hasta los pilotos más experimentados pueden sufrir daños inesperados que ellos mismos ocasionan en sus vehículos.

Además el seguro a todo riesgo también te cubrirá muchos imperfectos que pueda ocasionarte una persona que realice un imperfecto en tu vehículo. Normalmente, son los siguientes:

  • Cobertura de daños propios.
  • Daños en el casco (por accidente).
  • Cobertura de robo e incendio.
  • Responsabilidad civil (obligatoria y voluntaria).
  • Defensa jurídica y reclamación de daños.
  • Asistencia en viaje.
  • Gestión de sanciones de tráfico y asistencia jurídica.
  • Asistencia a los ocupantes del vehículo.

8) Conclusiones

Por tanto, existen distintos tipos de seguros que puedes contratar para tu moto o scooter:

  • El Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil (daño a terceros): en un seguro que protege a las personas que puedan ser perjudicadas por daños causados por nuestras culpas (tanto personales como materiales).
  • El de Responsabilidad Civil Voluntario: este seguro se utiliza para cubrir el exceso de coste que el seguro obligatorio no cubre y sirve para ampliar las coberturas del caso anterior (robo, incendio, etc.).
  • Todo Riesgo: este seguro se proporciona protección completa a tu vehículo (robo, actos vandálicos, siniestro por accidente, incendio o inundación). Según con la compañía que contrates puedes obtener algunas ventajas más; por ese motivo siempre puedes comparar los seguros a través de comparadores de seguros.
  • Seguro del Conductor: es un seguro de gran importancia ya que un accidente en moto puede acarrear lesiones de gran importancia; y si se contrata esta opción, también te proteges ante posibles siniestros.

También puedes ampliar tu póliza mediante cláusulas que cubren garantías en caso de invalidez o fallecimiento; más frecuentes en la conducción de motocicletas que en coches.

Si tienes dudas sobre alguno de esos aspectos, puedes ponerse en contactos con nosotros, dado que colaboramos con profesionales de Seguros y podemos asesorarte en esta materia desde una doble perspectiva: la del corredor de seguros y la de un asesor jurídico.

ReMoto- Caser Motos

 

¿Es obligatorio contratar el seguro para tu moto si no vas a circular con ella?
5 (100%) 3 votes

Enrique Ruiz Prieto

¡Hola! Soy asesor fiscal-laboral y de marketing digital. Amo los viajes, las historias y las narraciones, la tecnología, la justicia social y el emprendimiento. Si te gustan temas, te invito a quedarte y leer mi blog, donde te enseñaré a comprender el apasionante mundo del derecho y el funcionamiento de las tecnológicas digitales.

Sumario
¿Es obligatorio contratar el seguro para tu moto si no vas a circular con ella?
Nombre del artículo
¿Es obligatorio contratar el seguro para tu moto si no vas a circular con ella?
Descripción
En este artículo te explicamos los elementos básicos que debes conocer antes de contratar un seguro para tu moto (póliza). En primer lugar, debes saber que si compras una motocicleta estás obligado al menos a contratar una póliza, aunque sea la que menos coberturas ofrece.
Autor
Editor
Ruiz Prieto Asesores
Logotipo

Deja un comentario