Los delitos y sus penas

Bienvenidos a un nuevo artículo de derecho penal de nuestro blog. En esta ocasión vamos a centrarnos en la relación existente entre los delitos y sus penas y; como el abogado o asesor jurídico debe manejar la parte general con la parte especial para defender a su cliente.

Antes de comenzar con esta relación, vamos a proceder con la definición de delito, que podemos definirlo jurídicamente desde dos puntos de vista, completamente distintos pero complementarios.

Los delitos y sus penas
Los delitos y sus penas: la relación existente entre la parte general y la parte general del Derecho Penal

El delito desde un punto de vista material

De un lado, tenemos en punto de vista material, donde el delito se considera una conducta que lesiona o pone en peligro un bien jurídico y; atenta gravemente contra las concepciones ético-sociales, jurídicas, políticas y económicas fundamentales de una sociedad.

Por tanto, desde este punto de vista, el delito es una acción u omisión que lesiona derechos que la sociedad ha pactado como fundamentales y que deben protegerse.

Entendemos por concepciones éticas y sociales a aquellas conductas que suponen una grave vulneración de la concepción ético-social de una época. Por ejemplo, La usura ha sido perseguida desde Edad Media, mientras que en la actualidad ha sido despenalizada, dado que estamos en un mundo capitalista donde se premia esa conducta. Por tanto, las conductas delictivas las seleccionamos la sociedad.

La concepción jurídica son aquellas que imperan en una determinada época y requieren una especialización en las mismas. Por ejemplo, ahora son frecuentes los delitos sexuales estén más a la orden del día.

La política se refiere a que castigamos ciertas concepciones políticas por la ideología. Por ejemplo, los estados democráticos actuales ven con recelo a los estados totalitarios o dictatoriales y; por tanto son castigados.

Y, finalmente la concepción económica es aquella que está relacionada con las de carácter político (Ej. Movimiento mi­gratorios, autarquía, comunismo vs capitalismo…).

El delito desde un punto de vista analítico

Desde un punto de vista analítico, el delito es un concepto para determinar la responsabilidad penal de un sujeto (analizando la estructura de las infracciones penales con sus múltiples variantes y requisitos).

La estructura del delito está formada por un sustantivo al que acompañan 4 califica­tivos: se trata siempre de una CONDUCTA (acción u omisión), que debe cumplir la siguiente SECUENCIA LÓGICA de carácter secuencial:

  • TÍPICA: incluye los elementos que fundamentan lo injusto.
  • ANTIJURÍDICA: ilícita, contraria al Derecho.
  • CULPABLE: reprochable a su autor.
  • PUNIBLE: por no existir razones de conveniencia o políticos criminales que eximan de pena.

¿Cuáles son las consecuencias del delito?

Todo delito conlleva una sanción, que puede ser:

  • RETRIBUTIVO: es una sanción pecuniaria, destinada a reparar el daño, compensando el mal causado mediante dinero.
  • PREVENTIVO: es un conjunto de medidas que pretenden evitar que se comentan nuevos delitos. Puede ser:
    • General: El objetivo es que el conjunto de los miembros de una sociedad o un determinado colectivo de la misma se abstenga de cometer un cierto tipo de delitos (métodos intimidatorios…).
    • Especial: Está centrada en la persona del condenado y se trata de que no vuelva a delinquir ese sujeto en particular. Se imponen en función de la peligrosidad del reo y se persigue la rehabilitación, reeducación y reinserción social del conde­nado (tienen como campo subjetivo de aplicación el de los delincuentes peligrosos).

Lógicamente, todas las penas deben ser proporcionales a la gravedad de los hechos y; que exista un equilibrio entre la pena, la sanción y las medidas cautelares.

¿Cuáles es la relación entre la parte general y la parte especial del derecho penal?

Muchos estudiantes nos preguntan cuáles de las dos partes del derecho penal es más importante para defender a nuestro cliente.

La verdad que no podemos afirmar que una parte de ellas sea más importante que la otra, pues una complementa a la otra.  

En la parte General, vamos a contemplar toda la teoría concerniente al delito; mientras que en la parte Especial se recogen todos los delitos con las correspondientes penas.

A la hora de defender a un cliente, es sumamente importante tener claro ambas partes del derecho penal, como bien nos informan Belo Silva Abogados.

Mediante un buen análisis de la primera parte (General) con las circunstancias concretas de ese posible delito, podemos lograr que no exista como tal y; por tanto, librar a nuestro cliente de cualquier pena impuesta, sea retributiva o preventiva.

Mientras que un buen análisis de la parte especial y comparando según los hechos y circunstancias de nuestro caso, puede hacernos que nuestro cliente tenga que pagar una condena muy inferior a la que un principio la parte acusada o el fiscal quiere para el cliente.

Un ejemplo de esta relación entre los delitos y sus penas

Por ejemplo, imaginaos que una persona supuestamente ha matado a alguien. Con la parte general del derecho penal podemos analizar si el supuesto delincuente ha matado o no a esa persona.

Supongamos que ha atropellado a la víctima en las calles de Madrid, pero ésta salió corriendo desde una posición donde no era visible por el conductor del auto y; además, una investigación ha arrojado que la víctima corrió hacia la carretera porque estaba siendo perseguida por una persona que quiera asesinarla con una pistola.

¿Es responsable el conductor de la muerte de esa persona? La parte general del delito deberá según todas las circunstancias de definir el verdadero autor de ese delito; mientras la parte especial será la encargada de clasificar la conducta típica de cada uno de esos sujetos.

En un principio desconocemos si ambas personas son cómplices o colaboradores. Imaginaos que ambos son cómplices y el conductor del vehículo ha deseado matar lo que su compañero no pudo hacerlo con la persecución. Pues cada uno de ellos tendrá una pena diferente según su conducta y; según la autoría de los hechos.

No obstante, si ambas personas no eran cómplices ni siquiera se conocían, habrá que determinar si el conductor es el verdadero responsable de la muerte del peatón. Si es de este modo, en la parte especial encontraremos las diferencias entre diferencia entre homicidio y asesinato.

No podemos definir en este breve espacio cada una de los apartados que componen la parte general y especial del derecho penal; pero sí remitir a nuestros esquemas que precisamente sistematizamos ambas partes del derecho penal; más el proceso penal en un juicio:

Conclusiones sobre la relación entre los delitos y sus penas

El papel de los abogados y asesores jurídicos es asesorar a sus clientes cuando hayan sido acusados de un delito o deseen acusar a alguien de un delito y tramitar una denuncia penal.

En muchas ocasiones nos enfurecemos ante alguien e inmediatamente queremos denunciar penalmente a esa persona por el daño que nos ha casuado; pero para que exista delito, éste debe ser una conducta omisiva o una acción que a su vez sea típica, antijurídica, culpable y punible.

Para ello, lo primero será analizar si existe delito, centrándonos en los preceptos y disposiciones que recoge la parte general del derecho penal.

Una vez determinado el delito y la autoría; pasaremos a un segundo escalón que se trata de determinar el tipo de delito que consideramos que se ajusta a los hechos y circunstancias. La parte especial se parece mucho a las recetas de cocina, donde cada delito está perfectamente descrito en el mismo y tiene muchas características que lo definen. si no encaja con ese delito, posiblemente corresponda a otro.

Según las circunstancias del tipo de delito, podremos calcular la pena correspondiente, observando si hay atenuantes o agravantes a esa delito descrito por el código penal. De esta manera se establece una relación entre los delitos y sus penas; pues siempre serán proporcionales según los hechos acontecidos.

Finalizado el primer análisis del delito y su posible tipificación, el abogado deberá recurrir a la Ley de Enjuciciamiento criminal para ver qué pruebas podrá impugnar y aportar para representar a su cliente. Y tras este análisis, deberá trazar una estrategia para ganar el caso y defender los intereses derechos de su cliente.

Los delitos y sus penas
5 (100%) 2 vote[s]

Enrique Ruiz Prieto

¡Hola! Soy asesor fiscal-laboral, mediador civil y mercantil y consultor de marketing digital. Amo los viajes, las historias y las narraciones, la tecnología, la justicia social y el emprendimiento. Si te gustan temas, te invito a quedarte y leer mi blog, donde te enseñaré a comprender el apasionante mundo del derecho y el funcionamiento de las tecnológicas digitales.

Sumario
Los delitos y sus penas
Nombre del artículo
Los delitos y sus penas
Descripción
El derecho penal está estructurado en 2 partes: La parte general y la especial. Ambas son útiles para determinar la relación de Los delitos y sus penas.
Autor
Editor
Ruiz Prieto Asesores
Logotipo
Por favor, comparte!!
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Enrique Ruiz Prieto - Ruiz Prieto Asesores .
  • FinalidadModerar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Netwoks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.