El sujeto de la Relación Jurídica: la Persona

publicado en: Generica | 2

En toda Relación Jurídica existe una relación entre sujetos (activos y pasivos), que pueden ser personas físicas o jurídicas (asociaciones, corporaciones y fundaciones). Mediante seis apartados se puede sistematizar todos los conceptos que encierra la persona dentro del Ordenamiento Civil [1. Puede descargarse las seis láminas pinchando aquí].

La condición de la Persona:

Realmente El Código Civil lo que regula es el Derecho de la persona, aunque este término suele asociarse más al conjunto normativo que regula la capacidad de obrar de las personas físicas o naturales y su interacción con la sociedad.

Desde su nacimiento, todo ser humano tiene una personalidad, es decir, una capacidad jurídica y una capacidad de obrar. La regulación de ambas siempre debe regirse por el principio de Igualdad, aunque ésta puede verse condicionada por el Estado Civil (matrimonio, edad, incapacitación y nacionalidad), que realmente se trata de un anacronismo romano y medieval. No obstante, hay derechos inherentes en todas las personas: honor, intimidad, libertad, etc.

La extensión de la personalidad únicamente tiene lugar a la muerte del individuo o a la desaparición de éste por un tiempo duradero. A partir de entonces, el cadáver pasa a ser una Cosa y no persona.

6_Condicion de la persona

La capacidad de obrar:

Con la expresión “La capacidad de obrar” nos referimos en Derecho a la Propiedad de poder realizar una conducta determinada siendo el dueño de nuestros actos y por ende ante nosotros recae la responsabilidad derivaba de los mismos.

Hay sujetos de derecho que carecen de esta capacidad plena por su condición social: menores de edad, incapacitados por enfermedades o por otros motivos, el joven de 16-18 años emancipado y las personas que actúan bajo Prodigalidad (=término jurídico que se aplica a la persona que malgasta injustificadamente su patrimonio).

7_aplicacion normas

La desaparición de la persona:

Se denomina ausente a quien, además de encontrarse fuera del lugar en que habitualmente desarrolla su vida ordinaria, ha desaparecido sin dejar noticias o sin comunicarse con sus allegados y familiares: no se conoce su paradero, ni siquiera si sigue vivo. Como se comprenderá, la suerte del ausente o desaparecido no puede constituir una incógnita permanente y sin límite temporal alguno, de ahí que pasado un tiempo se le dé por muerto.

Aparte del dato puramente afectivo, es evidente que las relaciones jurídicas del ausente no pueden quedar indefinidamente en suspenso, realizándose una serie de medidas para proteger los intereses del desaparecido en caso de que en un futuro vuelva a aparecer.

8_desaparición de la persona

La nacionalidad vs la vecindad:

La nacionalidad se define como la integración de la persona en cualquier organización política de carácter estatal; de tal manera que la persona queda sometida al ordenamiento jurídico de dicho Estado, mientras que éste queda obligado a reconocer y respetar los derechos fundamentales y las libertades cívicas de aquélla. Se encuentra regulados en los Arts. 17-28 del CC.

Por su parte, la vecindad también es un criterio territorial que permite saber cuál es legislación civil aplicable a las personas, si la foral de determinadas autonomías y la común de otras (Art.14.1). Las Comunidades Autónomas (CCAA) carecen de materia para regularlas.

9_nacionalidad y vecindad

El Registro Civil:

Son documentos Estatales que recogen de una forma EXACTA y fiable las capacidades civiles de una persona. Este concepto no sólo encierra el estar casado o soltero, sino también la mayoría de edad, el no haber sido sometido a incapacitación, sexo, etc.

10_Registro Civil

Las personas jurídicas:

En el Código Civil se utiliza expresamente la denominación de “personas jurídicas”, en plural, ya que son tres tipos:

De un lado, las Corporaciones que son un grupo de personas unidas por iniciativa de una Ley.

De otro lado, existen las Asociaciones que son un grupo de personas unidas para conseguir un fin y todos ellos deciden dotarla de forma jurídica.

Por su parte, la Fundación es la persona jurídica de sustrato patrimonial por excelencia: una vez constituida no importa de ella tanto la persona del fundador como el conjunto de bienes (o patrimonio) que éste separa o individualiza para atender a un fin determinado. Puede caracterizarse la fundación como la personificación de un patrimonio establemente adscrito a un fin de carácter general.

11_Personas jurídicas

Recordad que los entes financieros no se rigen por este código, sino por el Derecho Mercantil, en cambio, los autónomos al ser empresarios individuales se ven afectados por este Código y no el Mercantil, elemento que muchas personas desconocen. 

Próximamente cerraremos este capítulo del Derecho Civil con la redacción de un artículo que verse sobre el Negocio Jurídico.

¡Califica este artículo! Vuestra puntuación nos ayuda a mejorar
Seguir Enrique Ruiz Prieto:

Inbound Marketing - Asesor fiscal-laboral

¡Hola! Soy asesor fiscal-laboral y de marketing digital. Amo los viajes, las historias y las narraciones, la tecnología, la justicia social y el emprendimiento. Si te gustan temas, te invito a quedarte y leer mi blog, donde te enseñaré a comprender el apasionante mundo del derecho y el funcionamiento de las tecnológicas digitales.

2 Respuestas

  1. Nayat Mohamed kaddur

    Hola buenas noches .quería decirle que mel ha gustado mucho su trabajo
    Esta bien detallado y bien explicado.para mi es de mucha ayuda tener este resumen de civil.ya que me.examinó.

Deja un comentario