¿Cómo detectar el acoso laboral o mobbing? ¿Cómo puedo actuar?

El acoso laboral está tipificado como delito en España en el artículo 173.1 del Código Penal: “ (…) Con la misma pena serán castigados los que, en el ámbito de cualquier relación laboral o funcionarial y prevaliéndose de su relación de superioridad, realicen contra otro de forma reiterada actos hostiles o humillantes que, sin llegar a constituir trato degradante, supongan grave acoso contra la víctima”. Según las estadísticas oficiales, en Europa este tipo de hostigamiento psicológico y moral lo sufren el 8% de trabajadores; en cambio en España, hay artículos que denuncian que este tipo de delito asciende al 15% de trabajadores, siendo el sector sanitario el más perjudicado (según la Asociación contra el Acoso Psicológico y Moral en el Trabajo). Por ese motivo, es aconsejable que los juristas y abogados laboralistas hablemos sobre este problema social que tanto sufre la sociedad española y cómo podemos detectar el acoso laboral.

Por ese razón, hemos elaborado un artículo que responda a las principales preguntas del acoso laboral: ¿Qué es? ¿Cómo detectar el acoso laboral? ¿Cuándo se considera que hay acoso laboral? ¿Cómo denunciarlo?¿Qué es la Bossing? Te invitamos a leer todo el artículo y si tienes dudas participa compartiendo y comentando nuestros contenidos.

¿Cómo detectar el acoso laboral o mobbing?
¿Cómo detectar el acoso laboral o mobbing?

¿Qué es el acoso laboral o mobbing?

Podemos definir al acoso laboral como un trato hostil o vejatorio al que es sometida una persona en el ámbito laboral de forma sistemática; que le provoca problemas psicológicos y profesionales.

Tanto las empresas como sus responsables tienen la obligación de velar por el cuidado personal de sus trabajadores y empleados y; deben ofrecer unas condiciones de trabajo dignas (higiene personal, descanso, riesgo de prevención laboral…); así como asegurar los derechos laborales consagrados en el artículo 4 del Estatuto de Trabajadores y en los artículos 14-29 de la Constitución Española.

Entre ellas figuran que el trabajador tiene el derecho al honor y propia imagen, a la igualdad, a la dignidad humana e intimidad personal. Cualquier conducta de acoso, vulnera estos bienes jurídicos protegidos por el Código Penal y el Estatuto de Trabajadores.

Estas conductas, no sólo pueden ser desde el jefe a sus empleados; sino también entre los trabajadores o entre éstos hacia su propio dirigente. Por tanto, el mobbing no distingue ningún tipo de clase social y puede cometerse sobre cualquiera de ellas.

En tus manos está detectar el acoso laboral y; evitar que se reproduzcan generando un mal clima y daños emocionales en tus empleados.

Hay que tener en cuenta que si hay este tipo de conductas en tu empresa, va a disminuir la productividad. Además, es una obligación del empresario proteger a todos sus empleados bajo los principios anteriormente enunciados.

¿Cómo se puede detectar el acoso laboral?

Desde Ruiz Prieto Asesores, especialistas en asesoría laboral y fiscal; aconsejamos a los empresarios que tengan en cuenta estos 5 consejos para detectar el acoso laboral en su empresa.

1) Observar si hay actitudes repetitivas que atentan la dignidad de una persona:

Si en tu entorno de trabajo observas actitudes repetitivas o puntuales contra la dignidad de una personal; probablemente estamos ante un caso de acoso laboral. Antes de proceder a tomar medidas, es aconsejable que observe detenidamente el contexto y; agudice su espíritu crítico e ingenio porque es probable que el acosador no siempre manifieste sus actos ante un grupo numeroso de espectadores.

  • Cualquier conducta abusiva, sea verbal, escrita o gestual, debes observarla por muy pequeña que parezca.
  • Hay que permanecer atento ante cualquier señal de estas características y analizar si es permanente y; cuál es la relación entre esos dos sujetos.
  • Muchas veces la confianza entre ambos puede llevar a insultos de forma amigable; pero es bueno que analice si esta no atenta contra la dignidad de esa persona y es en realidad una forma de comunicarse entre esas dos personas o; esconde una conducta que pretende posicionarse uno de los individuos sobre el otro.
  • Como empresario o jefe de personal debes profundizar en estas cuestiones; aunque tengas que hablar con esos empleados para saber si se esconde algo más o es una forma de comunicación entre ambos. Hay que tener en cuenta que muchas veces hay que limitar a los trabajadores ciertos hábitos en su comunicación para prevenir que puedan perder el respeto a sus compañeros.

2) El trabajador tiene un bajo rendimiento en el trabajo:

El bajo rendimiento de un trabajador también puede ser un indicativo para detectar el acoso laboral. Si un empleado que antes era muy competitivo, ahora disminuye notablemente su rendimiento laboral puede ser ocasionado por un posible mobbing. Por ese motivo, es aconsejable que mantenga una comunicación fluida con tu equipo de trabajo; pues de este modo, podrás ayudarte en detectar cualquier situación anómala.

Así pues, si detectas que uno de tus trabajadores no rinde como antes o hay un cierto entorpecimiento en sus actividades profesionales; es aconsejable que hablé con él detenidamente y con sus compañeros. De esta forma podrás detectar e identificar si se trata de un posible acoso o; se trata de otras circunstancias laborales o personales de esa persona. Por ejemplo, cambios de la maquinaria o de la cadena de producción o muerte de un ser querido, peleas en su unidad familiar…

3) Existencia de comentarios y/o gestos sutiles que indican un mal comportamiento hacia ese otra persona:

Como hemos comentado anteriormente, debes analizar cada uno de los comentarios y gestos de tu entorno de trabajo. Muchos acosadores aprovechan el momento en el que sus compañeros de más confianza están presentes para hostigar y ridiculizar a la víctima delante de los demás.

En muchas ocasiones el acosador realiza estos actos con el fin de empequeñecer a la víctima para engrandecerse él frente al resto de compañeros. Lamentablemente, éstos muchas veces le ríen la gracia y; en ese momento, el agresor empieza a adquirir más fuerza y notoriedad.

Personalmente, he estado en muchos ámbitos distintos, tanto académicos como laborales. En muchos de esos comentarios o gestos sutiles se encuentre una forma encubierta de mobbing, cuya reproducción se debe frenar inmediatamente.

  • Si eres el compañero, es aconsejable que protejas a la víctima; o al menos no procedas conforme el acosador quieres que actúes (risas, carcajadas…).
    • Si observas que es una conducta reiterativa, te invito que hables con tu compañero que sufre el acoso y con el superior jerárquico si se trata de un acoso entre compañeros.
  • Si eres el responsable o el empresario, actúa inmediatamente; haciendo ver al equipo que esas actitudes no deben estar presentes en el centro de trabajo. A veces ser un buen jefe es descubrir este tipo de comportamientos a tiempo y tomar las medidas oportunas para frenarlo.

4) Aislamiento de la víctima con el resto de sus compañeros:

No todas las personas tienen el mismo carácter, ni la misma personalidad, ni nos relacionamos con los demás del mismo modo. No obstante, si observas que uno de los miembros de tu equipo apenas interactúa con los demás y tiende a aislarse; es motivo de reflexión del porqué de su conducta.

Normalmente, en un entorno laboral amigable, sano y cohesionado es extraño que un empleado se encuentre totalmente aislado de los demás. Por ese motivo, trata de observar y analizar esta situación. Puedes preguntar a esa persona que es lo que le ocurre para detectar si se trata de un acoso laboral o; por contrapartida es que esa persona carece de habilidades sociales para incorporarse al grupo. Si es esta última situación, ayúdale a integrarse con los demás.

Ten en cuenta que muchas veces, las víctimas no son capaces de enfrentarse a esta situación de hostigamiento; ya sea porque se encuentran psicológicamente derrotados o porque tienen miedo de perder su puesto de trabajo. Si el responsable o el empresario dialoga con sus empleados va a proyectar en el equipo de trabajo que él se preocupa por ellos y; está dispuesto a solucionar sus problemas laborales porque desea un ambiente de trabajo cohesionado.

5) Los chismes, las difamaciones y las noticias falsas son otro síntoma para detectar el acoso laboral:

Las difamaciones y bulos es otra conducta común que forma parte del acosador. Si detectas que alguien vierte repetidas críticas contra otra persona y; además se demuestra que se trata de aseveraciones inciertas, lo más probable es que nos encontremos ante un caso de acoso laboral.

  • Si eres compañero de esa persona, lo más sano es no difundir esa información incierta. Además, te recomiendo que nunca hagas casos de esos chismes, pues en la mayoría de casos no son ciertos o están sacados de contexto. Es mejor conocer a la persona que obedecer a las críticas que dicen sobre ella.
  • Si eres el responsable o empresario, en nuestras manos está atender el problema e intentar restablecer la armonía laboral del equipo de trabajo y de la empresa.

Lamentablemente, he sido testigo de mobbing y; conforme conocía más a la víctima, más me enamoraba de ella. Muchas veces los grupos de trabajo vierten información incierta de ese sujeto con el objeto de eliminar competencia. Te invito siempre a conocer su punto de vista, pues puedes estar en el bando equivocado y perderte una persona maravillosa. De todas formas, si descubres que es una persona conflictiva y tóxica, tampoco nadie tiene el derecho de acosar y perseguirla. Todos merecemos vivir bien, en un ambiente respetuoso y armonioso.

6) Revisa las redes sociales de tus empleados:

En numerosas ocasiones las redes sociales pueden ser un indicativo para detectar el acoso laboral. En muchas ocasiones los acosadores hacen piña con otros compañeros de trabajo y; empiezan a publicar cosas en contra de otra persona. Casi siempre estas publicaciones son sutiles, cargadas de indirectas para que nadie pueda acusarle directamente que hace bulling hacia la otra persona.

Normalmente, la posible víctima deja de usar las redes sociales o; coloca mensaje muy negativos en ella. Analizarlo también te ayudará a identificar posibles acosos laborales.

7) Observa los periodos de descansos de los trabajadores:

Si tus empleados descansan a media mañana para tomar café, la víctima del acoso no irá con ellos o tendrá la cabeza muy agachada o una actitud afligida por la presencia de su hostigador. Trata de ir un día con ellos a tomar también el desayuno, observa si todos pueden participar en la comunicación y; si todos ellos están cohesionados entre ellos o no. Además, puedes observar si como como lo hace habitualmente o no, pues la falta de apetito es un síntoma que experimentan las personas que sufren acoso laboral.

8) Analiza si el trabajador carece de confianza:

Si un empleado sufre acoso laboral, normalmente la autoconfianza en si mismo se destruye; afectando al rendimiento de su trabajo y a la visión personal que tiene sobre si mismo. Es aconsejable que si eres el responsable de esta empresa, supervises estos aspectos para que la víctima no sufra un deterioro de su autoestima y la confianza en si mismo.

9) Observa si el trabajador tiene estos síntomas psicológicos:

Si un empleado presenta los siguientes síntomas psicológicos, también puede ser un síntoma para detectar acoso laboral: 

  • Dolores musculares, en la espalda o en las articulaciones.
  • Su comportamiento es más irritable a partir que sufre acoso laboral.
  • Experimenta dolores en la cabeza, bajo estado de ánimo, posible síntoma de depresión, dificultades para conciliar el sueño, apatía, falta de iniciativa, problemas de memoria, etc.
  • Sufre temblores.
  • Su estado de nerviosismo hace que experimente episodios de agresividad o de llanto.

10) Descubre si ese trabajador tiene más carga de trabajo:

En muchas ocasiones los acosadores hostigan a la víctima de tal modo que consiguen que el acosado realice muchas tareas laborales que debe realizarla el acosador. Así que si detectas que uno de tus trabajadores hace tareas encubiertas de otros, es posible que sea otro síntoma para detectar el acoso laboral.

¿Cuándo y qué se considera acoso laboral?

A lo largo de este artículo ya hemos indicado sutilmente posibles rasgos para detectar el acoso laboral y hemos definido esta conducta tipificada en el Código penal. Podemos concluir como que el acoso laboral es toda conducta persistente y demostrable que atenta contra la dignidad de la persona encaminada a infundir miedo, intimidación, terror y angustia para acusar un perjuicio laboral.

Como ya hemos indicado esta conducta puede producirse:

  • Entre trabajadores o compañeros de trabajo.
  • Puede ejercerse entre uno o varios trabajadores hacia el dirigente o responsable (superior jerárquico inmediato o mediato).
  • También entre el superior jerárquico hacia el trabajador.

A) Tipos de conductas para detectar el acoso laboral y ejemplos de acoso laboral

Las conductas para considerarse acoso laboral son las siguientes:

  • Todo acto de violencia contra la integridad física o moral de una persona en el entorno de trabajo.
    • Falsos rumores.
    • Degradación.
    • Desacreditación de la vida personal (ridiculizar a la víctima, propagar rumores…) o de su reputación laboral o capacidad de trabajo (encomendar trabajos irrealizables, ridiculizarlo por no conseguir objetivos…).
    • Intimidación y amenazas.
    • Coacciones, injurias, calumnias.
    • Actos para menoscabar la autoestima, etc.
  • También todo acto que atente contra la libertad física o sexual.
    • Actos que intimiden para coartar la libertad de esa persona.
    • Exigir que un trabajador no hable con otro para a aislar a éste.
    • Conductas denigrantes por no acceder a favores sexuales.
    • Conductas que producen efectos perniciosos sobre la salud psíquica o física (amenazas, chantajes, acoso sexual…).
    • Impedir la comunicación adecuada de la víctima en su entorno laboral.
    • Impedir que el trabajador pueda establecer contactos sociales en la empresa (por ejemplo, no dirigir la palabra al trabajador, ignorarlo…).
    • Atentar contra la promoción interna del propio trabajador. Todo trabajador puede promocionarse en la empresa si así lo desea.
  • Se extiende a los actos de persecución laboral para que un trabajador abandone su puesto de trabajo; renunciando a su puesto.
    • Mediante la descalificación.
    • La carga excesiva de trabajo.
    • Cambios permanentes en su horario de trabajo.
    • Mediante asignación de tareas que no cumplen los requisitos mínimos de protección y seguridad para el trabajador.

Estas conductas deben ser reiteradas. Si sólo son puntuales no existe acoso laboral; y deben prolongarse en una situación de al menos 6 meses. 

B) Consecuencias del acoso laboral:

Quien practica este tipo de conducta puede tener consecuencias penales y laborales.

¿Cuales son las consecuencias penales?

En el Código Penal se establecen las consecuencias penales; donde se establece que quien realice la conducta de acoso laboral, será castigado con la pena de prisión de 6 meses a 2 años; siempre y cuando supongan un grave acoso para el trabajador. No obstante, sólo acudiremos a la vía penal cuando la situación de acoso laboral revista la suficiente gravedad.

  • En los casos menos graves, se llevará a cabo a través del derecho laboral; pues éste tiene suficientes herramientas para hacer frente a esta conducta delictiva del ámbito laboral; estableciéndose una indemnización por daños y perjuicios para aquella persona que sufra el mobbing.
  • Hay que tener en cuenta que en caso de que el acoso laboral se produzca entre compañeros de trabajo (acoso moral horizontal); será juzgado por la jurisdiccional social.
  • Mientras si nos encontramos con un acoso moral vertical, si podrá ser juzgada por la jurisdicción penal; pues la idea es que la vía penal sólo sea usada para castigar las conductas de acoso laboral más graves.
  • Hay que tener en cuenta que para que el acoso laboral pueda considerarse grave es necesario que se produzcan pluralidad de actos anteriormente descritos; y además, deben estar reiteradas en el tiempo. Por tanto, hay que valorar el conjunto de los actos vejatorios; ya que de forma individualizada puede que sea irrelevante penalmente y laboralmente.

Es por ello, por lo que es recomendable contactar con un buen abogado o graduado social antes de denunciar. Él podrá asesorarle en identificar y detectar el acoso laboral o mobbing. Además, puede ayudarle a conseguir pruebas, aconsejándole que grabe conversación, reuniendo testigos, etc.

¿Cuales son las consecuencias laborales?

Las consecuencias laborales pueden ser el despido disciplinario al trabajador que realice mobbing hacia sus compañeros. Este despido conlleva la finalización del contrato de trabajo sin indemnización y; sin derecho a paro. La empresa puede sufrir una sanción administrativa por no tomar medidas oportunas para prevenir el acoso si tenía constancia de que existía.

En caso de que el trabajador sufra acoso laboral por parte del superior jerárquico; éste puede obtener una indemnización por daños y perjuicios y; la empresa sufrirá una sanción administrativa por no tomar medidas oportunas para prevenir el acoso.

¿Cómo puedo actuar? El acoso laboral se demuestra mediante pruebas. ¿Cuáles se pueden utilizar y cómo conseguirlas?

Los medios de prueba para demostrar y detectar el acoso laboral pueden ser los siguientes:

  • Testigos que hayan presenciado los hechos. Puede ser el propio jefe, otros compañeros de trabajo….
  • Conversaciones de WhastApp (es bueno someterlo a pruebas periciales que demuestren la autenticidad de las mismas).
  • Correos electrónicos que contengan amenazas, injurias o burlas.
  • Mensajes y publicaciones en redes sociales.
  • Grabaciones de las conversaciones. En este tipo de situación se admite, aunque deben ser completas y no sesgadas y; también se someterán a pruebas periciales para demostrar su autenticidad. Estas pueden ser por teléfono o grabaciones verbales cuando trabajan juntos.
  • Informe pericial médico o psicológico relativo al estado psicológico del trabajador acosado. El psicólogo personal de la víctima tiene preferencia sobre cualquier otro especialista; dado que él es sólo quien conoce la evaluación de la depresión o ansiedad del acosado.
  • Testimonio del acosado.
  • Actas de la Inspección de trabajo.
  • Otros materiales: fotografías, dibujos, caricaturas, etc.

Ten en cuenta que es sumamente difícil probar el acoso laboral, por ese motivo es aconsejable que reúna todas las pruebas que sean posible y; además, lo haga durante un tiempo para que se demuestre la persecución en el tiempo. 

¿Cómo denunciar acoso laboral?

Si una persona se considera víctima de acoso laboral, aconsejemos que se ponga en contacto con un asesor jurídico lo antes posible.

Asimismo, el trabajador puede ponerlo en conocimiento de la empresa para que tome las medidas necesarias para que finalice el acoso que sufre si se trata de un hostigamiento entre compañeros.

Si por el contrario sufre hostigamiento moral por parte de su jefe o empresario, debería denunciarlo a la jurisdicción social o penal o; ante la inspección de trabajo. Este procedimiento es similar al de la discriminación laboral, explicado en este otro artículo.

¿Qué es la Bossing?

Finalmente, para concluir este artículo, nos hemos visto obligado a contestar esta otra pregunta.

Denominamos bossing cuando el acoso laboral es llevado a cabo por el empleador, jefe o superior directo.

Generalmente se debe a una causa que el trabajador desconoce y hace que el empleado sufra un “real infierno” en su vida laboral. El móvil puede ser:

  • Que dese que éste renuncie a su puesto de trabajo para que no tenga que pagar una indemnización por despido indisciplinario.
  • Pero en numerosas ocasiones la causa se debe a otros motivos como puede ser:
    • La envidia.
    • No caerle bien la víctima.
    • Peligrar su puesto como jefe en la empresa.
    • Personas que simplemente disfrutan con su superioridad jerárquica, actuando como un déspota hacia sus dependientes, etc.

Para detectar el acoso laboral por parte de un superior jerárquico (bossing), puede seguir los mismos consejos anteriormente descritos y; analizar si se dan varios de ellos. Si este es tu caso, lo mejor es que contacte con un profesional del derecho y éste le aconseje qué medidas tomar y que pruebas puede recabar.

¿Puede existir acoso laboral de un empleado a su jefe?

Por supuesto. De hecho, pueden aliarse un conjunto de trabajadores para hacer la vida imposible a su jefe con el objeto que éste sea destituido de su cargo.

Conclusiones sobre detectar el acoso laboral

A lo largo de este artículo hemos visto que es el acoso laboral y como detectarlo a tiempo. Si tienes noticias de este tipo de conducta, actúa adecuadamente y no la alimentes.

Ya sabes como detectar el acoso laboral, actúa inmediatamente y dialoga con tus compañeros de trabajo antes que este tipo de conductas sean más graves.

Sumario
¿Cómo detectar el acoso laboral o mobbing?
Nombre del artículo
¿Cómo detectar el acoso laboral o mobbing?
Descripción
Respondemos a: ¿Cómo podemos detectar el acoso laboral? ¿Qué es? ¿Cuándo se considera que hay acoso laboral? ¿Cómo denunciarlo? y ¿Qué es la Bossing? 
Autor
Editor
Ruiz Prieto Asesores
Logotipo
¿Cómo detectar el acoso laboral o mobbing? ¿Cómo puedo actuar?
5 (99.11%) 45 votes

Enrique Ruiz Prieto

¡Hola! Soy asesor fiscal-laboral y de marketing digital. Amo los viajes, las historias y las narraciones, la tecnología, la justicia social y el emprendimiento. Si te gustan temas, te invito a quedarte y leer mi blog, donde te enseñaré a comprender el apasionante mundo del derecho y el funcionamiento de las tecnológicas digitales.

2 comentarios en “¿Cómo detectar el acoso laboral o mobbing? ¿Cómo puedo actuar?

    • Si quieres emplear grabaciones como medios de prueba lo recomendable es adquirir una grabadora (o teléfono móvil) y grabar la totalidad de la conversación. Para ello, si los tratos de hostigamiento sueles tenerlo alrededor de las 8 de la mañana, es recomendable encender la grabadora antes de entrar a esa hora a trabajar.
      También recomiendo que sea una grabadora en vez que un teléfono móvil, pues tarde o temprano, van a someter a prueba pericial este dispositivo. Es cierto que tu puedes presentar un informe de un perito privado como medio de prueba y gracias a ello va a tardar menos en devolverte el dispositivo (aunque debes pagar ese servicio prestado). No obstante, a pesar de haberla sometido a un perito privado, la otra parte tiene el derecho de somértelo a otro perito y ésto ya se hace desde el juzgado. Ya sabemos como funcionan los juzgados y la burocracia, puedes tardar entre 3 a 4 meses para que sometan esa prueba pericial a ese dispositivo. Mientras tendrás que adquirir otro teléfono móvil. Por ese motivo es más recomendable perder un tiempo la grabadora que el teléfono.

Deja un comentario