📞954 92 27 72 | 📱675 72 70 49 | ✉ email: eruizprieto@ruizprietoasesores.es

La importancia de contar con asesoramiento legal en tiempos de crisis

En la actualidad, lamentablemente estamos asistiendo a una crisis sanitaria y económica a causa del COVID-19 y ésta genera muchas dudas e incertidumbre en la sociedad. Todos los días se aprueban nuevas medidas, existen muchos bulos en las redes sociales y la duda y temor cada vez es más frecuente tanto en empresas como en cualquier tipo de personas. Precisamente, en estos momentos es cuando hace falta tanto a las empresas como a los particulares contar con un buen asesoramiento legal en tiempos de crisis.

Es por ello, que recomiendo a todas las personas contar con un abogado o un asesor jurídico de confianza, sea para el tema que sea. Precisamente en estos tiempos de crisis, todas las personas empiezan a preguntar sobre sus derechos sean de la materia que sean. Ahora los problemas familiares se incrementan (derecho civil), los problemas empresariales también (derecho del trabajo, mercantil y administrativo), las cuestiones penales -como la violencia de género- no descansan tampoco durante las etapas del confinamiento, etc.

Muchas empresas han deseado contratar nuestros servicios en estos tiempos y se dan cuenta que mantener una minuta de honorarios mensualmente era más rentable que ahora sufragar los gastos puntuales sobre algunas medidas.

La importancia de contar con un buen  asesoramiento legal en tiempos de crisis
La importancia de contar con un buen asesoramiento legal en tiempos de crisis

1) ¿Cómo debemos afrontar una crisis empresarial?

Toda crisis empresarial debe prepararse y gestionarse de una forma eficiente y analizando y observando todos los posibles hándicaps que existan para que a la empresa le cueste menos salir de la misma.

Para ello, la preparación y la gestión de una crisis empresarial debe estar integrada por 3 piezas clave:

  • El negocio: analizar y observar cómo funciona el negocio, cuáles son sus elementos, fortalezas, debilidades y transformar algunas debilidades en oportunidades.
  • La comunicación: es imprescindible dado que debe existir una comunicación fluida entre los diferentes miembros que conforman un negocio. Entre ellos pueden analizar la situación y aportar soluciones según el conocimiento que dispongan.
  • Y el asesoramiento legal: es imprescindible que todas las tomas de decisiones sean consultadas a los abogados o asesores jurídicos de una empresa. Ellos van a sacar posibles errores en esa toma de decisiones y aportarán soluciones para prevenir esos conflictos, ya sea mediante pactos y contratos o con estrategias donde recopilen pruebas y documentos en caso de un futuro litigio.  

Por ejemplo, un despacho interdisciplinar que ayuda a sus clientes en la toma de decisiones es BBM Abogados en Santander; grandes conocedores del derecho y expertos en solucionar conflictos jurídicos en tiempos de controversia. Una de las mejores soluciones para contar con buen asesoramiento legal en tiempos de crisis, sobre todo en Cantabria.

2) ¿Qué es una crisis empresarial?

Actualmente, gracias a esta pandemia, es muy fácil leer en cualquier tipo de medio de comunicación la palabra crisis. De hecho, se habla de crisis sanitaria, de crisis económica, crisis institucional, crisis social, incluso de crisis de valores humanos…

Inmediatamente, asociamos la palabra crisis a su sentido peyorativo, asociándola a incertidumbre, sorpresa, inquietud, intranquilidad, nerviosismo, falta de control… Pero la RAE, define la palabra crisis como un “cambio profundo y de consecuencias importantes en un proceso o una situación, o en la manera en que estos son apreciados”. Todo cambio no tiene porqué ser negativo, ya que en las etapas de cambio se suelen aportar soluciones creativas para tiempos difíciles.

En el caso de las empresas una crisis es cualquier acontecimiento sobre el que la empresa tiene que actuar porque el mismo puede impactar de manera negativa en su negocio, en las personas y/o en el medio ambiente y, por tanto, en su reputación. No obstante, si aporta soluciones creativas y respaldadas por asesores jurídicos, puede salir fortalecido ante este acontecimiento.

3) ¿Cómo afrontar una crisis empresarial?

Normalmente, las empresas tienen dos formas de afrontar una crisis empresarial:

  • De forma proactiva: organizando una planificación de la gestión de la crisis y anticipándose a los problemas.  
  • O de forma reactiva: actuar en ese momento, conforme lleguen los problemas. Esta última actitud conlleva descontrol, falta de eficacia, errores evitables en el proceso de decisión y gestión.

Aunque la actitud proactiva es la más aconsejable, siempre no puede llevarse a cabo. Algún problema sobrevenido nos va a salpicar. No obstante, si realizamos una actitud proactiva muchos de estos problemas desaparecerán y; además, si diseñamos un protocolo de actuación ante determinadas circunstancias como el acoso o las críticas negativas, podemos salir más ilesos aunque sean circunstancias sobrevenidas, ya que ante un determinado acto, sabemos cómo actuar aunque sea adverso.

Para que lo entendáis es como preparara a las personas para salir de un edificio en caso de incendio. Si saben el protocolo y actúan adecuadamente, tenemos más éxito que los daños colaterales sean mucho menos intensos.

Normalmente, los despachos de abogados y departamentos jurídicos de una empresa trabajan la gestión de los riesgos legales sin estar en situación de crisis. En estos casos tienen más tiempo para actuar y planificar; pero cuando hay un estado como el que estamos atravesando, los abogadores y asesores jurídicos deben compartir mesa en la toma de decisiones; pues se debe actuar rápido, pero manteniendo la calma.

Los profesionales jurídicos deben colaborar con los departamentos de comunicación para que el mensaje que transmite la empresa vaya en consonancia con las medidas que van a adaptar. De nada sirve que se dé un mensaje de esperanza, si luego las medidas van encontrar de sus principios. Tarde o temprano, pagas o bien jurídicamente o bien responderás ante una crisis de reputación.

4) ¿Por qué es tan fundamental el departamento jurídico en tiempos de crisis?

Disponer de un buen asesoramiento legal en tiempos de crisis puede salvarnos la vida. Tras la reforma penal de 2015, las personas jurídicas pueden ser responsables penalmente de muchos delitos. De ahí que muchas empresas están implementando sistemas de compliance y auditorías de riesgos inherentes a dichas políticas.

Ahora los abogados no sólo deben asesorar y prevenir delitos a los administradores de la sociedad; sino también a la persona jurídica, pues en caso contrario el juez puede decretar hasta la disolución de la misma.  

Muy pocas empresas realizan esta prevención y gestión de una crisis, incluyendo tanto un análisis penal como un análisis económico. De ahí que cuando decidas contratar los servicios de un bufete de abofados es recomendable que éste cuente con distintos profesionales o departamentos donde puedan gestionar cada uno de los ámbitos del derecho; dado que aunque los abogados nos especialicemos en una o dos ramas del derecho, el ordenamiento jurídico español es uno solo y las empresas deben prevenirse en cada uno de esos ámbitos.

En muchas ocasiones las empresas cuentan con asesores jurídicos internos y externos. En estos supuestos, la interlocución debe ser constante entre ellos con el fin de poder delimitar con exactitud los aspectos legales y cómo se va a proceder para solucionarlos.

Es aconsejable que toma la toma de decisiones sea avalada por un jurista; ya que en tiempos de crisis como la que estamos atravesando hay muchos aspectos legales a tener en cuenta; donde existen muchos términos y especialidades del derecho, que en la mayoría de las ocasiones las personas no instruidas en la materia carecen de los conocimientos adecuados para comprender realmente el alcance y los efectos de las diferentes disposiciones y artículos de cada una de las leyes.

Un ejemplo de cómo gestionar una crisis

Seguramente con un ejemplo vamos a entender mejor esta problemática. Imaginemos que tenemos una empresa con un alto nivel de consumo y gracias al estado de alarma nos han cancelado muchos de los productos que hemos visto. Esos productos debemos cancelarlos y además observar y analizar los procedimientos habitualmente previstos en cualquier Manual de Gestión de Crisis.

Este tipo de procedimientos, generalmente, los departamentos de producción y de calidad están implicados en la toma de decisiones y; según el tipo de producto o servicio, también pueden estar implicados los departamentos de logística y el equipo comercial. Asimismo, si se trata de productos tecnológicos estas devoluciones también pueden implicar al departamento garante de la calidad del producto en el mercado pues la devolución de las mercancías puede ser por ser ineficaces para la crisis que estamos atravesando (por ejemplo, falsos test para detectar el COVID 10 o mascarillas que no cumplen con los criterios homologados).

A pesar de tener que contar con la opinión de los expertos o encargados de cada departamento, no podemos olvidarnos de la parte legal; ya que en cada devolución hay aspectos contractuales en juego que deben ser interpretados. También hay temas de responsabilidad civil y penal que deberemos solventar.

¿Qué es lo que observa y analiza el asesor jurídico?

Cualquier tipo de retirada de un producto, con independencia del nivel de gravedad del mismo, va a tener un efecto en los diferentes procesos de la organización, afectando a la planificación contable del negocio y; por tanto, el departamento legal debe tomar decisiones para evitar la quiebra de la empresa.

Hay que señalar que debemos sufragar y cuáles no somos responsables. Tenemos que supervisar si hay que activar una póliza de seguros que teníamos contratada o no podemos reclamar cuantía alguna para resolver ese problema. Si hay varias pólizas, ¿activamos todas ellas o sólo una de ellas? Todo dependerá de las circunstancias personales de la empresa y los hechos que estén aconteciendo. El derecho no es una ciencia exacta donde 2 más 2 es siempre 4. En derecho hay que analizar y observar cada uno de estos aspectos y casi nunca podemos decir la palabra “siempre…”.

Hay que analizar los contratos y términos y condiciones de nuestro sector en caso de retirada de un producto en caso de no cumplir los estándares de la producción. También deberemos revisar los procesos externos a nuestra organización como por ejemplo las interrelaciones existentes y/o cordiales o no con las administraciones públicas implicadas y asociaciones de consumidores.

Además los consultores legales siempre examinamos las posibles sanciones administrativas o penales a las que nos debemos de afrontar y; si es un error que nos podemos permitir o no. Y este análisis no sólo se ejecuta observando la etapa crisis, sino también la post crisis porque siempre debemos ver las consecuencias no sólo a corto plazo sino también a mediano y largo plazo: reclamaciones de recobro, sanciones administrativas, demandas judiciales, pérdidas de colaboraciones con otras empresas…

¿Por qué los asesores jurídicos debemos revisar toda la documentación?

Otra función del departamento jurídico de una empresa es la revisión de toda la documentación para manejar la crisis; ya que habrá muchas reclamaciones y documentos y formulario que rellenar. Esta documentación debe estar impecable para que no nos afecte negativamente a nuestro negocio.

También es recomendable que se analice la totalidad de mensajes, claves, comunicaciones importantes que va a efectuar una empresa para afrontar una crisis, ya que un mal mensaje puede hacer que la otra parte gane un futuro conflicto.

Antiguamente los asesores jurídicos solían adoptar una actitud pasiva ante las crisis y actuaban tan sólo cuando las circunstancias los requerían. No obstante, en la actualidad ante tanta competencia, muchas asesorías y consultorías legales adoptan una actitud proactiva asesorando a sus clientes cómo deben proceder antes que ocurran los acontecimientos.

Nada mejor para acreditar dicha proactividad que disponer de un Programa de Preparación y Gestión de Crisis (PPGC), donde se observe cada una de las actuaciones que debemos proceder en cada ámbito o departamento.

Es importante que dicho plan contemple los responsables de cada una de las acciones, las funciones de cada departamento, cómo comunicarnos frente a los clientes, qué documentos legales debemos pasarles ante una reclamación.

De esta forma, el Programa de Preparación y Gestión de Crisis constituye un documento básico en cualquier organización que quiera crear una verdadera cultura de gestión de crisis con un único objetivo, proteger su reputación. De ahí que hayamos redactado este artículo -titulado “La importancia de contar con asesoramiento legal en tiempos de crisis”- en estos tiempos donde hay mucha incertidumbre frente a la pandemia a causa del COVID-19 que estamos atravesando.

Enrique Ruiz Prieto

¡Hola! Soy asesor jurídico, fiscal y laboral. Amo los viajes, las historias y las narraciones, la tecnología, la justicia social y el emprendimiento. Si te gustan temas, te invito a quedarte y leer mi blog, donde te enseñaré a comprender el apasionante mundo del derecho y el funcionamiento de las tecnológicas digitales.

Sumario
La importancia de contar con asesoramiento legal en tiempos de crisis
Nombre del artículo
La importancia de contar con asesoramiento legal en tiempos de crisis
Descripción
Es recomendable contar con un asesoramiento legal en tiempos de crisis para solucionar eficientemente ante los problemas jurídicos que podemos tener durante la misma.
Autor
Editor
Ruiz Prieto Asesores
Logotipo
Por favor, comparte!!
  •  
  • 1
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Enrique Ruiz Prieto - Ruiz Prieto Asesores.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Raiola Netwoks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.